Bienvenido a mi blog

Me llamo Sergio Ibarra Mellado. Tengo 14 años y vivo en Madrid.
Me gusta el LEGO®, Minecraft, el Origami, dibujar, pintar, recortar, las aves rapaces, los insectos, sobre todo las hormigas, Star Wars y un montón de cosas más.

jueves, 26 de junio de 2014

Camponotus de boda

Ayer después de una pequeña tormenta, las Camponotus cruentatus de la Vera nos dieron una gran sorpresa al soltar los alados de este año. Ya habían soltado antes, pero no en tanta cantidad como esta vez.

Tenían muchos alados, tantos que te bombardeaban con reinas y machos que caían del cielo apareándose. En todas las especies pasa igual, no se ha descubierto cómo, pero se ponen de acuerdo todos los nidos para soltar el mismo día.

Este nido fue el que más reinas soltó

Aquí he representado un nido con aladas y machos y unas pequeñas Tapinomas aprovechando la ocasión para robar un macho

Aprovecho para explicar el proceso:
Cuando llega la época de los vuelos nupciales alimentan más a unas larvas que serán reinas vírgenes (princesas) y los machos salen de huevos sin fecundar. Cuando salen del capullo les alimentan y preparan para el vuelo. El día de la suelta salen obreras y soldados que atacan a todo enemigo que se acerque al hormiguero. En medio de todos los protectores aparecen, primero los machos y después las princesas. Los machos, más pequeños que las reinas, remontan el vuelo formando pequeños grupos, a la vez que sueltan una feromona que indica a las princesas el lugar donde se encuentran ya que son ciegas y se guían gracias a sus tres ocelos u ojos simples que  tienen encima de la cabeza y que detectan los cambios de luz.


Las futuras reinas emergen después y como son más pesadas se tienen que subir a tallos de plantas o a piedras altas para poder despegar. En el aire se aparean con varios machos y almacenan el esperma en un saco en el vientre que les servirá para sacarlo poco a poco e ir fecundando los millones de huevos que pondrán, sin tener que aparearse más veces.

Reina fecundada que ya ha bajado al suelo

Las reinas fecundadas bajan al suelo y se quitan las alas con los espolones de sus patas traseras y buscan un buen sitio para excavar un agujero y fundar una nueva colonia. Las reinas pueden vivir hasta veinte años o más, pero los machos tienen suerte si viven más de una semana.

Aquí os dejo un vídeo de una reina quitándose un ala:

video


Este dibujo explica las fases de la fundación de una nueva colonia

En esta foto se ve la diferencia de tamaño entre una obrera y una reina


Las hormigas tienen que producir tantos alados porque sólo diez de cada cincuenta sobreviven a los peligros como arañas, mantis, libélulas, otras hormigas, piscinas, pájaros etc.

En este caso hubo muchas supervivientes, una de ellas la acogí porque estaba enzarzada en una pelea con una Cataglyphis y salió malherida sin una pata y sin media antena, espero que sobreviva. He aprovechado para hacerle una foto y que veáis el tamaño:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejar tu comentario!